CREACIONES EN EL SIGLO XIX (IV)

 

 



 

PARADIGMA ELECTROMAGNÉTICO Y NUEVA ERA EN LAS COMUNICACIONES


Rolando Delgado Castillo

Universidad de Cienfuegos


El sello de un nuevo paradigma en este siglo se asocia con la revolución en las comunicaciones y una nueva ola de invenciones en el transporte que están precedidas esta vez por los colosales descubrimientos de la Física en el área del electromagnetismo. El dominio de una nueva forma de energía, la energía eléctrica inauguraba toda una época en el desarrollo de la sociedad.

 

 

 

Luigi Galvani (1737 - 1798) fue 33 años profesor de la Universidad de Boloña y sus trabajos son los primeros que apuntan a la acción fisiológica de la electricidad demostrando la existencia de fuerzas bioeléctricas en el tejido animal. Fue este cirujano, que renunciara a su cátedra universitaria cuando la invasión napoleónica para morir un año después, el primer biofísico de la historia.

Imagen: Galvani

www.ieee-virtual-museum.org/collection/people.php?id=1234570&lid=1

La teoría del fluido eléctrico animal fue rechazada por el también italiano Alessandro Volta (1745 - 1827) y el debate Galvani - Volta fue uno de los episodios notables con que nacen las ideas modernas sobre la electricidad. Pero el invento en el 1800 de la pila de Volta, la primera batería eléctrica, hizo posible la  construcción de dispositivos  para  mantener  una corriente eléctrica por un circuito dado, y abordar el problema de los nexos entre la electricidad y el magnetismo. Una vez presentados sus trabajos en la Academia francesa de la Ciencia, aceptó el título de Conde de Lombardía, territorio ocupado por las tropas napoleónicas.


 

www.astrocosmo.cl/

biografi/b-h_oersted.htm

En 1820 el físico y químico danés, profesor de física de la Universidad de Copenhague Hans C. Oersted (1777 – 1851) descubrió que alrededor de un conductor por el que circulaba una corriente eléctrica se instauraba un campo magnético semejante al que se lograba con un imán permanente. Se afirma que en el descubrimiento de Oersted sobre la íntima relación relación entre electricidad y el magnetismo intervino la casualidad. En todo caso la casualidad aparece cuando se ronda el descubrimiento.


 

 

www-groups.dcs.st

-and.ac.uk/~history/

Biographies/Ampere.html

  

 A unas pocas semanas de los trabajos de Oersted, el científico francés André Marie Ampere (1775 – 1836) logró formular por vez primera y comprobar experimentalmente la ley que pretende explicar en términos matemáticos las posibles interacciones  que relacionan magnetismo y electricidad. Su memoria se perpetua en la unidad de intensidad de la corriente eléctrica, el Amperio (A). Su vida   personal ofrece el   contraste entre una carrera exitosa y un destino desventurado. Su padre, notario público, murió ejecutado bajo la guillotina de la Revolución Francesa; perdió su primera esposa víctima de una cruel enfermedad  y su segundo matrimonio resultó casi un infierno.


 

Usando los resultados de sus experimentos desarrollados en un laboratorio escolar con los recursos construidos por él mismo, el profesor alemán Georg Simon Ohm (1787 - 1854) fue capaz de definir la relación fundamental entre voltaje, corriente, y resistencia. Esta relación conocida hoy como Ley de Ohm apareció publicada en 1827 cuando Ohm había cumplido los cuarenta años y se considera la verdadera apertura hacia el análisis de los circuitos eléctricos.

www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Ohm.html

Sin embargo entre la comunidad científica alemana sus trabajos fueron acusados de una excesiva formalización matemática e ignorada su trascendencia. Fue la Royal Society londinense la que en 1841  reconoce la importancia del descubrimiento de Ohm pero no es hasta ocho años más tarde que cumple sus sueños cuando le ofrecen la cátedra de Física Experimental de la Universidad de Munich.


 

Imagen:

histoirechimie.free.fr

/Lien/FARADAY.htm

Michael Faraday (1791 – 1867)  es considerado un paradigma de experimentador. Y es que  este hijo de herrero, y   por feliz casualidad encuadernador de libros, hizo aportes prácticos relevantes para la Química  y la Física.  Pero el  descubrimiento que lo inmortaliza es la llamada ley de Inducción Magnética establecida en 1831. Esta ley revela un efecto inverso al descrito por Oersted, es decir que el movimiento de un imán en las proximidades de un cable induce en éste una corriente eléctrica.

Sólo después de Faraday pueden aparecer  los generadores de electricidad movidos por distintas fuentes de energía.

 Apenas con 50 años Faradaray comienza a sentirse afectado con un mal que lo aqueja por el resto de su vida: la pérdida progresiva de la memoria. Tiene el genio una vejez larga y difícil.

Su mentor el célebre químico H. Davy no pudo escapar del sentimiento de envidia hacia su discípulo e intentó bloquear su entrada en la Royal Society. No siempre los científicos han dado muestras del altruismo que debe caracterizar las relaciones entre los hombres.  


 

El paso que se convirtió en resumen y totalización de la teoría sobre el electromagnetismo en la región clásica fue dado por James Clerk Maxwell (1831 – 1879) cuando en 1865 completó el sistema de ecuaciones que describen todos los fenómenos del electromagnetismo en la región clásica y formuló la primera unificación conformando el concepto de un solo campo: el electromagnético, que puede presentar como manifestaciones particulares los casos del campo electrostático y el magnetostático. 

www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Maxwell.html

Sobre la base de su teoría, elaboró también la Teoría Electromagnética Ondulatoria de la Luz  que en su sentido más amplio considera la luz como oscilaciones automantenidas del campo electromagnético. Maxwell representa un relevante exponente de los matemáticos que se giran hacia  las investigaciones en el campo de la Física,  y a los 40 años de edad, en 1871, se convierte en el primer profesor de Física del Instituto Cavendish en Cambridge.


 

Hacia una nueva era en las comunicaciones

 

En 1823 el inventor británico William Sturgeon (1783 - 1850) inventó un dispositivo que iba a contribuir significativamente a la fundación de las comunicaciones electrónicas: el electroimán.


 

Imagen:

www.edisonexploratorium.

org/bio/JosephHenry.htm

 

En los años siguientes al invento de Sturgeon, el físico estadounidense Joseph Henry (1797 - 1878) había perfeccionado este dispositivo hasta lograr una eficacia comparable a los usados más tarde en la construcción de dinamos y motores. En otra dirección Henry demostró en 1831 el potencial del dispositivo de Sturgeon para la comunicación a larga distancia al enviar una corriente eléctrica por el cable a una milla de distancia para activar un electroimán que causaba el repiqueteo de una campana. Esta prueba significó el nacimiento del telégrafo eléctrico.


 

www-history.mcs.st-andrews.ac.uk/Biographies/

Weber.html

Uno de los primeros registros de comunicación telegráfica (1833)se reporta en la célebre Universidad de Gotinga, fundada por el elector de Hannover y más tarde  Rey de Inglaterra Jorge II. La intención fue dejar comunicados dos laboratorios donde trabajaban el profesor de electrodinámica Wilhelm Weber (1804 - 1891), quien la historia reconoce debió abandonar a los 33 años la Universidad por problemas políticos vinculados con su pensamiento liberal, y el físico matemático  Carl Friedrich Gauss (1777 - 1855).


 

De cualquier modo  la propia invención aparece disputada entre dos pares de hombres de ciencia en polos científicos de Europa y un profesor universitario de Arte al otro lado del Atlántico en la pujante atmósfera newyorkina.  Wilhelm Weber (1804 - 1891) y Carl Friedrich Gauss (1777-1855) de la Universidad de Gottinga,  el ingeniero William Fothergill Cooke (1806-1879) y el físico Charles Wheatstone (1802-1875) de la universidad londinense (1837), y  Salvador Morse (1791-1872) (1837), se asomarían con sorpresa simultáneamente al mundo de la transmisión y recepción de señales eléctricas. 

 

Autorretrato de S. Morse

web.mit.edu/invent/iow/

morse.html

Pero inobjetablemente la invención de Henry fue económicamente explotada mediante el ingenio del profesor de arte y diseño de la Universidad de Nueva York. Morse  no sólo comprobó que las señales podían ser transmitidas por el alambre sino que usó pulsos de corriente para deflectar un electroimán que accionaba un dispositivo para producir códigos escritos sobre una tira de papel, que representaron gracias a su agudeza una especie de sistema alfabético electrónico.

Morse hizo en 1838 una demostración pública de su invento pero solo seis años más tarde pudo cristalizar su realización al construirse una línea telegráfica a una distancia de 40 millas, desde Washington hasta Baltimore. El primer mensaje telegráfico fue una cita bíblica propuesta por la joven hija de un amigo, Annie Ellsworth: ¿Qué ha hecho Dios?  El sistema primitivo de Morse producía una copia sobre papel con puntos y rayas que debía ser traducida por un operador adiestrado. Este podía llegar a transmitir 40 - 50 palabras por minuto.  


 

www.energyquest.ca.gov/

scientists/kelvin.html

La empresa Western Union en 1861 construyó a lo largo de las vías férreas su primera línea telegráfica transcontinental. Pronto se presentó la necesidad de ampliar la red telegráfica entre Europa y América. Fue gracias al gran talento del eminente físico inglés William Thomson, Lord Kelvin (1821-1907), que se hicieron los estudios necesarios para instalar en 1866 el primer cable  trasatlántico que conectó a Wall Street en Nueva York con Londres.


 

chem.ch.huji.ac.il

/~eugeniik/history/

hertz.htm

 

Por otro camino iba a desarrollarse la telegrafía inalámbrica. Entre 1885 y 1889 el físico alemán  Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894) desde su cátedra en la Escuela Técnica de Karlsruhe descubrió que la electricidad podía transmitirse en forma de ondas electromagnéticas que se propagan a la velocidad de la luz conforme Maxwell había anticipado. Este descubrimiento puso en el orden del día histórico las invenciones de la telegrafía y la radio inalámbrica. Algunos le consideran su inventor pero lo cierto es que los 37 años de su breve existencia le impidieron ir más lejos y cristalizar en invenciones desarrolladas sus resultados experimentales.

La unidad de frecuencia lleva su nombre y se simboliza por Hz.

 

En 1892 el químico y físico británico William Crookes (1832-1919) publicó un trabajo en la revista inglesa Fortnightly Review, en el que proponía las bases para utilizar ondas electromagnéticas como medio para transmitir señales telegráficas a través del espacio, es decir, telegrafía sin hilos o inalámbrica.


 

© Nobel Foundation

En 1894 el ingeniero italiano Guglielmo Marconi (1874-1937) leyó la biografía de Hertz e inmediatamente empezó a trabajar en la idea de usar las ondas electromagnéticas para transmitir señales. Construyó los aparatos descritos por Hertz, a los cuales les añadió un cohesor, que es un tubo de vidrio que contiene limaduras de hierro, y conectó tanto el transmisor como el receptor a una antena. Una señal eléctrica que pase por el cohesor hace que las limaduras se unan durante el intervalo que dura la señal; de esta manera este dispositivo detecta ondas electromagnéticas.

nobelprize.org/physics/laureates/1909/marconi-bio.html


 

En 1895 Marconi probó sus aparatos, con los cuales logró enviar señales hasta distancias de un par de kilómetros. En 1898 transmitió señales a través del Canal de la Mancha y ya en 1901 logró una transmisión a través del Océano Atlántico: de Polhu en Cornualles, Inglaterra, hasta San Juan de Terranova, Canadá. Las señales inalámbricas probaron su efectividad en la comunicación para el trabajo de rescate durante accidentes marítimos. Numerosas líneas oceánicas instalaron equipos inalámbricos.


 

La intención original de perfeccionar el sistema telegráfico obsesionaba a las mentes creativas. Este fue el propósito original del inmigrante de origen escocés Alexander Graham Bell (1847 - 1922), por entonces profesor de fisiología vocal de la Universidad de Boston, que fue girando hacia el objetivo de transmitir por el cable conductor la propia voz humana. En junio de 1875 la creación de un dispositivo que pudiera transmitir eléctricamente la voz estaba a punto de ser lograda.

www3.iath.virginia.edu/

albell/homepage.html


 

Imagen: El joven Watson

www.pbs.org/wgbh/

amex/telephone/

index.html

Bell, y su ayudante el electricista Thomas A. Watson (1854 - 1934), habían probado que diferentes tonos podían variar la intensidad de la corriente eléctrica en un alambre. Para alcanzar el éxito ellos necesitaron construir un transmisor con una membrana capaz de variar las corrientes electrónicas y un receptor que invirtiera el proceso pudiendo  reproducir estas variaciones de la corriente eléctrica en frecuencias audibles.

El 14 de febrero de 1876  Bell presentó su solicitud de patente de invención del teléfono.  

En su cuaderno de trabajo  en la fecha del 10 de marzo de este propio año se describía el éxito del experimento cuando llamó a su asistente en la habitación vecina para decirle sus famosas palabras:  "Mr. Watson, come here. I want to see you"


 

El mismo día del éxito de Bell, Elisha Gray (1835 - 1901) asentaba en la oficina de patentes una solicitud de invención similar. Gray y Bell se enfrentaron a una batalla legal que finalmente favoreció a Bell. Unas pocas horas de ventaja le adjudicaron a Bell y la Corte Suprema de Justicia estadounidense inclinó la balanza hacia el profesor de fisiología vocal. La historia reconoce muchos casos como este, la verdad es que el equipo estaba en el orden del día histórico, correspondió a uno llevarse la gloria.

Imagen: www.ideafinder.com/history/inventors/gray.htm


 

La historia de la invención del teléfono cambió cuando en junio de 2002, el Congreso de Estados Unidos reconoció a Antonio Santi Giuseppe Meucci (1808 – 1896), como el autor del invento  que abriera paso a la telecomunicación reinante aún a comienzos del tercer milenio de la era cristiana.

Podría decirse que el teléfono estaba en el orden del día histórico, y que a una mente preparada, que se desenvolviera en un contexto favorable,  debería corresponder llevarse la gloria de su invención.

No cumplía con la segunda condición,  en la urbe neoyorkina, el inmigrante italiano Meucci. Alrededor del año 1854 Meucci construyó un dispositivo de asombroso parecido con el teléfono  para conectar su oficina con el dormitorio donde se recluía su esposa aquejada de reumatismo. Sin embargo, carecía del dinero suficiente para patentar su invento que no lo presentó en la Oficina de Patentes hasta fines de 1871, es decir 5 años antes que Bell. En 1886 se celebró el juicio Meucci vs. Bell.  El tribunal falló a favor de Bell.   


 

La localidad de New Haven, centro educativo dónde se levanta la Universidad de Yale, la tercera más antigua de los Estados Unidos, fue elegida a escasos dos años del invento de Bell, para instalar la primera central telefónica. La Central comenzó a prestar servicios a 21 abonados.

En 1888 Bell funda la "National Geographic Society", organización que ha patrocinado importantes proyectos de investigación en las áreas de Geografía, Arqueología y  Biología.


 

El primer aparato telefónico construido resultó ser muy burdo y se requirieron intensas  investigaciones para perfeccionar las versiones iniciales. Con este propósito Bell fundó los primeros laboratorios que con el tiempo se transformaran en la  AT & T Bell Laboratories, hoy en día uno de los más grandes centros de investigación científica y tecnológica del mundo.


 

Los litigios por los derechos para explotar un invento fue una constante en todos estos años de verdadero diluvio de invenciones. El nacimiento de una tecnología parecía conspirar con el florecimiento de otra, así el teléfono parecía que iba a destronar los intereses económicos desarrollados en torno del telégrafo. Hacia 1879 un pleito judicial entre la Western y el naciente sistema telefónico terminaría con un acuerdo que separaría durante buen tiempo las prestaciones de servicios de estos sistemas en los Estados Unidos.


 

Imagen:

imagesoftheworld.org/

stamps/rowlandhill.htm

4 años antes de la construcción de la primera línea telegráfica y casi paralelamente con la invención de otros medios de comunicación eléctrica, en 1840 aparecía un sencillo invento que daría un nuevo impulso al servicio de correos: el profesor británico Rowland Hill (1795 - 1879) inventa el  sello postal (black penny). Concluye así el litigio inicial que suponía que fuera el destinatario y no el remitente el que abonara el pago del servicio prestado.  Centuria y media lo separaba de su hermano menor el correo electrónico.


 

El desarrollo del telégrafo y el teléfono creó la necesidad de contar con electricistas hábiles, por lo que se crearon escuelas técnicas y superiores de las que egresarían los que posteriormente se llamarían ingenieros electricistas. Los diferentes problemas técnicos que se presentaron en el tendido de los cables, en el mejoramiento de los equipos telegráficos, y en el desarrollo de la teoría de la transmisión de señales fueron materia de investigación en departamentos científicos de las universidades.


 

www.edisonexploratorium.org/

/bio/ThomasAlvaEdison.htm

En 1876 Thomas Alva Edison (1847 - 1931) construyó en Menlo Park, una pequeña villa situada a 25 millas  de Nueva York, un laboratorio de investigación. Pronto en este lugar se gestaron grandes inventos. La primera gran invención de Edison en Menlo Park fue el fonógrafo de una lamina de estaño. Mientras trabajaba por mejorar la eficiencia de un transmisor telegráfico, el notó que el dispositivo daba un sonido cuando funcionaba a alta velocidad que recordaba a las palabras emitidas por la voz.

Su investigación fue iniciada utilizando un diafragma de un receptor telefónico al cual acopló una aguja.

Razonó que la aguja  podría  rasgar  el  papel para registrar un mensaje y luego intentó obtener la huella sobre una lámina de estaño cilíndrica, la cual para su gran sorpresa reprodujo el breve mensaje registrado, una tonadilla popular por entonces: Mary tuvo un corderito.


 

La palabra fonógrafo fue el nombre comercial que dio Edison al artefacto que trabajaba con cilindros más que con discos. La máquina tenía dos agujas: una para registrar y otra para reproducir. Cuando usted hablaba desde el dispositivo para la boca, las vibraciones del sonido de su voz eran impresas sobre el cilindro mediante la grabación de la aguja. Su modelo de fonógrafo estuvo listo en el verano de 1877 pero la patente no fue solicitada hasta diciembre de este año.

Edison recorrió los Estados Unidos con el fonógrafo y en 1878 fundó la Corporación de Fonógrafos de Edison para producir y vender sus nuevas máquinas.

www.edisonexploratorium.org/

/bio/ThomasAlvaEdison.htm


 

web.mit.edu/invent/

iow/berliner.html

 Diez años más tarde, el inventor estadounidense de origen alemán Emile Berliner (1851-1929) inventó un sistema de grabación que podía sacar muchas copias de la grabación original. Berliner sustituyó el medio cilíndrico por un disco plano y patentó entonces su gramófono, fundando su propia compañía para fabricarlo y venderlo masivamente. Seis años después de su llegada a Nueva York, a los 25 años había vendido a la Bell Telephone Company su patente del micrófono de carbono, invento que paró en litigio con Edison que lo reclamaba como propia.

 La voz de Caruso y otros grandes cantantes de la época quedarían eternamente grabada por el Gramófono.


 

La iluminación artificial y el dominio de la energía eléctrica

 

El mayor desafío de Edison fue el desarrollo de una bombilla incandescente práctica, que brindara luz eléctrica. En 1879 utilizando un pequeño filamento carbonizado colocado dentro de un bulbo de vidrio al vacío fue capaz de producir un fuente de luz. La idea no era nueva pero hasta entonces nada se había desarrollado que tuviera una aplicación práctica para el uso en el hogar. El alcance de la invención de Edison no se reduce a inventar solo la luz eléctrica incandescente sino también un sistema de iluminación eléctrica con todos los elementos necesarios para hacer la luz incandescente práctica, segura y económica. 

Imagen: www.solarnavigator.net/history/explorers_history/edison_bulb.jpg

Después de año y medio de pruebas e innovaciones alcanzó el éxito cuando una lámpara incandescente con un filamento carbonizado trabajó durante trece horas y media. Con este invento se abrió un campo extraordinario de aplicación que creó la necesidad de construir generadores eficientes de electricidad.  Alrededor de esta invención mayúscula se gestan otras de menor trascendencia pero de esencial importancia práctica que fueron desarrolladas por los laboratorios de Edison y que en esencia llegan hasta los días de hoy. Estos siete sistemas inventados fueron: el circuito paralelo; la bombilla duradera; un dinamo perfeccionado; la red conductora básica; los dispositivos para mantener el voltaje constante; los fusibles de seguridad, los materiales aislantes; y por último los soques e interruptores.


 

Imagen: Laboratorio de Menlo Park

 

La primera demostración pública del sistema de iluminación incandescente fue realizada en diciembre de 1879 cuando el complejo del Laboratorio de Menlo Park fue iluminado con luz eléctrica. Edison ahora debía impulsar la creación de una industria generadora de energía eléctrica. En 1881 Edison edifica en Nueva York  una planta de corriente continua que genera y distribuye la energía a través de una red de líneas,  tal como en ese entonces ya se hacía con el gas y el agua.

www.hrw.com/science/si-science/physical/electricity/

edison/img/ed_a06s.jpg

En septiembre de 1882 se ilumina la primera calle que en Nueva York recibe los servicios de la planta de Edison. A pesar de sus extraordinarios logros, el empleo de la corriente directa trajo no poco  problemas. En primer lugar, la utilización de circuitos en paralelo requirió que los cables fueran muy gruesos, lo cual generaba costos altos. En segundo lugar, y de mas importancia, al aumentar la demanda de iluminación se necesitaron cargas cada vez más altas que implicaban corrientes eléctricas enormes. Por lo tanto, se estaba ante la alternativa de enviar corrientes muy altas a través de grandes cables de cobre, lo cual era muy ineficiente, o de construir muchas plantas generadoras de electricidad cercanas a los usuarios, con el respectivo aumento considerable de los costos.


 

Imagen:

chem.ch.huji.ac.il/

~eugeniik/history/

gaulard.html

La solución a estos dilemas se encontró con la invención del transformador y la construcción de generadores de corriente alterna. Un inventor francés, Lucien H. Gaulard (1850 -1888), originalmente interesado en la química de los explosivos,   obtuvo en 1882 una patente para un dispositivo que llamó generador secundario y que fuera una versión primitiva de lo que hoy llamamos transformador. Después de esta invención, Gaulard en 1884 instaló un sistema de  iluminación en el cual usó corriente alterna  y lámparas incandescentes, del tipo que inventó Edison.

Su muerte prematura, víctima de una fuerte depresión nerviosa, le impidió ver coronado con éxito sus empeños iniciales. 


 

George Westinghouse (1846 - 1922), fue testigo de las demostraciones de Gaulard en Italia con motivo de la Exposición Internacional de Turín y advirtió el potencial de la electricidad. En 1884 contrató a un joven ingeniero eléctrico, William Stanley (1858– 1916), quien  un año después ya  había superado la eficiencia de todos los transformadores diseñados hasta entonces. Dos años más tarde fundó la Compañía Eléctrica Westinghouse que pronto llegó a contar con una fuerza laboral de 200 hombres con el propósito de desarrollar y producir aparatos para la generación, transmisión y aplicación de la corriente eléctrica alterna.  

www.georgewestinghouse

com/museum.html

.


 

Imagen:

chem.ch.huji.ac.il/

~eugeniik/history

/stanley.html

El poblado de Great Barrington, Massachusetts, un centro de manufactura floreciente de poco más de 2 500 habitantes resultó seleccionada en 1886 para la edificación de la primera planta eléctrica bajo la dirección de Stanley. Esta planta operó con corriente alterna, con un generador que produjo una corriente de 500 V y que por medio de transformadores redujeron a 100 V, que es el valor que se requiere para hacer funcionar las lámparas.  El resultado fue un gran éxito y de inmediato Westinghouse inició la manufactura y venta de equipos para distribuir electricidad por medio de corriente alterna.


 

chem.ch.huji.ac.il

/~eugeniik/history/

tesla.htm

En 1888 Nikola Tesla (1856 – 1943), investigador estadounidense de origen croata, obtuvo una patente por un generador polifásico alterno que producía gran potencia eléctrica; muy pronto este tipo de máquina fue la más usada. Hoy en día se emplean generadores que son versiones muy mejoradas del generador polifásico de Tesla. Westinghouse obtuvo los derechos exclusivos de las patentes de Tesla y persuadió al inventor a unirse a su Compañía.

Al morir Tesla había sido destituido, perdido su fortuna y reputación científica. Sin embargo con razón es hoy  considerado uno de los que pavimentaron el camino hacia el desarrollo de muchas tecnologías de los tiempos modernos. La unidad de medida de inducción magnética en el sistema internacional recibe en su honor el nombre de "Tesla".


Edison y sus asociados pelearon contra la utilización de la corriente alterna tanto en la prensa como en los tribunales. Sin embargo, su lucha estaba perdida. Muy pronto la corriente directa cedió su lugar a la alterna debido a su flexibilidad, conveniencia y bajo costo. Tres años después del éxito con su planta Edison quedó desplazado.


 

Haciendo uso de los inventos de Tesla, la Compañía de Westinghouse diseñó e instaló el sistema de Iluminación de la Exposición Mundial de Chicago en 1893. Con esto demostró la fiabilidad del uso de los generadores de corriente alterna y poco después asume la encomienda de construir la Hidroeléctrica sobre las Cataratas del Niágara. En 1896 se inaugura exitosamente la Planta del Niágara que transmitió la energía eléctrica hasta Búfalo, a 20 millas de distancia.

Con esta planta quedó confirmada la superioridad práctica de la corriente alterna sobre la directa y la posibilidad de ofrecer la energía desde un circuito para múltiples propósitos.  Muy pronto se establecieron sistemas de transmisión en muchos países, tendencia que continúa hasta la fecha.


 

Dos años después de que en 1893 el mundo conociera  asombrado el espectáculo de la iluminación eléctrica en la Exposición Mundial de Chicago, los resultados de la experimentación con el paso de la electricidad a través de un gas enrarecido en un tubo de descarga estremecerían las concepciones físicas de la época.  


 

© Nobel Foundation

Jean Perrin (1870 – 1942), al estudiar el comportamiento de los rayos catódicos en el tubo de Crookes, cuando se exponen a la acción de un campo  magnético, demuestra que constituyen partículas cargadas negativamente y poco después Wilhelm Roetgen (1845 - 1923), el primer premio Nobel de Física,  reporta una nueva radiación observada en el tubo de descarga de Crookes, emitida esta vez por el anticátodo a la cual llamó, ante la polémica surgida acerca de su naturaleza corpuscular u ondulatoria, rayos X.

nobelprize.org/physics/laureates/1901/rontgen-bio.html

 


 

© Nobel Foundation

Por último, Joseph John Thomson, (1856 - 1940) determina experimentalmente la relación carga –masa de los rayos catódicos, y con ello demuestra inequívocamente que se tratan de partículas subatómicas. Es por tanto universalmente reconocido como el científico que descubre e identifica el electrón.    Thomson, sucesor de Lord Rayleigh en el laboratorio de Física Experimental de Cambridge, recibe el Premio Nóbel de Física en 1906, y archiva el merito de que siete de sus investigadores asistentes, incluyendo a su hijo George merecieron igualmente este galardón.

nobelprize.org/physics/laureates/1906/thomson-bio.html


 

El siglo iba a decir adiós con una explosión de invenciones jamás conocida por una generación de la especie humana: se había logrado la impresión fotoquímica de la imagen y abierto paso a una nueva técnica - arte, la fotografía; el registro de la voz humana y de la música en un disco permitía oír a un Caruso sin haber asistido a sus conciertos; la producción y transmisión de la energía eléctrica hasta hogares y fábricas había puesto al servicio del hombre una nueva fuerza motriz, y una iluminación artificial que transformaba la vida nocturna de las grandes urbes nacientes; la revolución en el transporte marítimo y terrestre daría una velocidad de movimiento al hombre que abreviaría las distancias y creara una nueva dimensión del tiempo... Pero las fotos pronto iban a ganar celebridad por grabar los horrores de la Guerra de Secesión de los Estados Unidos, carruajes y navíos pronto serían artillados y puestos al servicio de la tecnología bélica; nuevos códigos dentro de los sistemas de comunicación pretenderían hacer indescifrables los mensajes que los nuevos servicios de las comunicaciones brindaban a los estados mayores, y una demencial carrera bajo la sombra del espectro de la guerra acompañaba al hombre como reflejo de poderosos intereses económicos que se encubrían en otras razones aparentemente más nobles. Una irracional distribución de las riquezas del planeta acumulaba bienes hacia un polo a costa del despojo de los otros... 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Alba Andrade Fernando (1997): El desarrollo de la Tecnología.

La aportación de la Física. Fondo de Cultura económica. México.

http://omega.ilce.edu.mx:3000/sites/ciencia/volumen1/ciencia2/23/htm/desarro.htm

 

Ament Phil (2005): Fascinating facts about Alessandro Volta inventor of the Electric Battery in 1800.  Troy MI: ©1997-2006 The Great Idea Finder.

http://www.ideafinder.com/history/inventors/volta.htm

 

Idem: Fascinating facts about  Elisha Gray inventor of the Telautograph  in 1888

http://www.ideafinder.com/history/inventors/gray.htm

 

Bellis Mary (2004): The Inventions of Thomas Edison: History of Phonograph - Lightbulb - Motion Pictures. http://inventors.about.com/library/inventors/bledison.htm

 

Idem:Charles Wheatstone. Cooke and Wheatstone – Telegraphy

http://inventors.about.com/library/inventors/blwheatstone.htm

 

California Energy Commission (2002): Luigi Galvani. A Gallery of Energy Pioneers.

http://www.energyquest.ca.gov/scientists/galvani.html

 

Campbell L, Garnett W. (1882): The life of James Clerk Maxwell. Mac Millan and Co. London. 1997 Sonnet Software, Inc. http://www.hrshowcase.com/maxwell/directory.html

 

Carmona G. et al (1995): Michael Faraday: un genio de la Física experimental. Fondo de la Cultura Económica. México. http://omega.ilce.edu.mx:3000/sites/ciencia/volumen3/ciencia3/136/htm/faraday.htm

 

California Energy Commission (2002): Nikola Tesla. A Gallery of Energy Pioneers. http://www.energyquest.ca.gov/scientists/

http://www.energyquest.ca.gov/scientists/tesla.html

 

Díaz Pazos Patricio (2002): William Thomson (Lord Kelvin). Biografías. A Horcajadas en el Tiempo.

http://www.astrocosmo.cl/biografi/biografi.htm

http://www.astrocosmo.cl/biografi/b-w_thomson.htm

 

Idem: Carl Friedrich Gauss (1777 - 1855). Biografías. A Horcajadas en el Tiempo.

http://www.astrocosmo.cl/biografi/b-c_gauss.htm

 

Ibidem:Hans Christian Oersted. Biografías. A Horcajadas en el Tiempo.

http://www.astrocosmo.cl/biografi/b-h_oersted.htm

 

Flores Valdés J., Menchaca Rocha A. (1995): La Gran Ilusión IV. La fusión fría. Capítulo II. La Física y la Química del siglo XIX. Fondo de la Cultura Económica. México. omega.ilce.edu.mx:3000/sites/ciencia/volumen3/ciencia3/110/htm/lagran4.htm

 

Edison Exploratorium (2006):The Pioneers. Honoring the Scientists and Engineers who Advanced Electrical and Related Technology.

William Stanley.

http://www.edisonexploratorium.org/bio/WilliamStanley.htm

Joseph Henry

http://www.edisonexploratorium.org/bio/JosephHenry.htm

Hirsh Richard (1997): Sir William Crookes. Web Site of Paul Charlesworth Chemistry Department. Michigan Technological University. http://chemistry.mtu.edu/~pcharles/SCIHISTORY/William_Crookes.html

Katz Eugenii (2005): Famous Electrochemists. Department of Chemistry.  The Hebrew University of Jerusalem Givat Ram.  Jerusalem.  

William Sturgeon (1783 - 1850)

http://chem.ch.huji.ac.il/~eugeniik/history/sturgeon.html

Lucien H. Gaulard (1850 -1888)

http://chem.ch.huji.ac.il/~eugeniik/history/gaulard.html

Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894)

http://chem.ch.huji.ac.il/~eugeniik/history/hertz.htm

 

Lemelson MIT Program (2002): Massachusetts Institute of Technology. MIT School of Engineering.

Samuel F. B. Morse. Morse Code.

http://web.mit.edu/invent/iow/morse.html

Emile Berliner (1851-1929). The disk gramophone.

http://web.mit.edu/invent/iow/berliner.html

 

Lenta Gianni (2000): PERSONAGGI DELLA STORIA DELL'ENERGIA ELETTRICA. 

MUSEO ELETTRICO VIRTUALE. http://www.museoelettrico.com/storia/personaggi.html

 

Nobel e-Museum (2004): Biographies. From Nobel Lectures, Physics 1901-1921. The Official Web Site of  Nobel Foundation. Elsevier Publishing Company, Amsterdam, 1965.

Wilhelm Conrad Roentgen

http://nobelprize.org/physics/laureates/1901/rontgen-bio.html

Joseph John Thomson.  

http://nobelprize.org/physics/laureates/1906/thomson-bio.html

Guglielmo Marconi-Biography.  

http://nobelprize.org/physics/laureates/1909/marconi-bio.html

 

O'Connor J. J., Robertson E. F. (2000):  

School of Mathematics and Statistics. University of St Andrew. Scotland.

André Marie Ampere.

http://www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Ampere.html

Georg Simon Ohm.  

http://www-groups.dcs.st-and.ac.uk/~history/Biographies/Ohm.html

 

The Institution of Electrical Engineers (2001): Archives & History. http://www.iee.org/TheIEE/Research/Archives/


Actualizado: 16 de marzo de 2009

©Universidad de Cienfuegos.

Cuba.

Página anterior

Subir al comienzo de la página

Página siguiente

Índice general